Una canción que acompañará tu camino.

En algunas tribus africanas el momento más importante de un bebe es cuando fue pensado por su madre, no cuando nació ni cuando fue concebido.

La futura mamá se sienta bajo un árbol y busca dentro de su alma, hasta sentir la canción del niño que va a nacer y esa canción es única y tiene el propósito de invitarlo a venir.

Cuando el bebé nace, la gente del lugar le canta su canción a modo de bienvenida. Y cuando el niño va creciendo las personas de la tribu le cantan su canción para honrarlo, y si en algún momento de la vida el niño hace algo malo, su tribu vuelve a cantar su canción para recordarle su esencia y corregirlo con amor y recordarle que no necesita lastimar ni dañar a otros y así continúa durante toda su vida. Aquellos que lo aman no lo rechazan por los errores que comete, ni cuando el niño se siente culpable por sus equivocaciones, al contrario, con su canto de amor le recuerdan que solo está confundido y que sigue siendo amado.

No necesito una garantía firmada para saber que la sangre de mis venas es de la tierra y sopla mi alma como el viento, refresca mi corazón como la lluvia y limpia mi mente como el humo del fuego sagrado. Tolba Phanem – mujer, poeta africana.

 

Compartir

También Podría Gustarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *